Raúl Jiménez empató el partido

Sufriendo pero ganando!!!

La Selección Mexicano dio uno de sus peores partidos en la era de Osorio, al derrotar a Nueva Zelanda por 2 a 1, con goles de Raúl Jiménez y Oribe Peralta.

Los Kiwis se fueron al ataque desde el inicio del partido, y la vía aérea fue la forma en que más presionaron a los nuestros, ya que los saques de banda, los tiros de esquina y los centros fueron ganados por ellos casi en su totalidad, sin embargo el gol llegó al minuto ´42 cuando Araujo regaló un balón en zona defensiva que llegó a los pies de Chris Wood, el hombre más peligroso de los de Oceanía y disparó para vencer a Talavera que nada pudo hacer.

Carlos Salcedo salió lesionado en una polémica jugada sin balón, cuando el mismo Wood derribó al “Titán” dentro del área mexicana, lo que causó que se luxara el hombro y saliera de cambio dejando su lugar a Moreno. Ni el árbitro, ni los asistentes ni el VAR, se percataron de la acción y no hubo falta que se marcara, contrariamente el partido siguió y por poco perforaron la cabaña mexicana.

El primer tiempo se considera uno de los peores jugados por el Tricolor en la era Osorio.

El segundo tiempo fue diferente, ingresó Herrera por Alanis y se vio mejor el equipo, un poco más integrado, aunque sin llegar a la mejoría requerida.

El empate llegó por conducto de Raúl Jiménez que hizo un soberbio disparo desde fuera del área a pase de Marco Fabián que a su vez recibió el balón de una excelente juagada individual de Aquino, el balón llegó al segundo poste del portero Marinovic quien se lanzó solo para arañar el balón. Por cierto Javier Aquino fue el jugador más destacado del equipo mexicano.

Los pelotazos de los Neozelandeses seguían volando pero Talavera se apliacaba con seguridad en el arco.

México siguió insistiendo hasta que otra vez Aquino, quien se dio vulo por la banda izquierda acompañándose de Marco Fabíán, mandó la diagonal retrasada para que el “Hermoso” Peralta fusilara al arquero poniéndo así el 2 a 1 definitivo.

México tuvo varias llegadas claras de gol por medio de Jurgen Damm quien no supo definir en más de una vez y Raúl Jiménez que casi anota, si no es por el defensa que la sacó de la línea, dejaron ir varias oportunidades de ampliar el marcador y asegurar más el resultado a favor de México.

Por cierto, casi “se arma la bronca” cuando Diego Reyes jaló por detrás a un delantero de Nueva Zelanda y éste al caer lanzó un patada artera a Herrera quien llegaba escalonando la jugada defensiva, el del Porto se levantó para responder a la agresión, y varios jugadores de ambas escuadras llegaron a “dar y recibir”, solo hubos dos amonestaciones, a Reyes y a Herrera por parte de México.

La bronca del Tri
La bronca del Tri || Cadena Mexicana de Noticias

Al final México se salvó del empate cuando los Kiwis reventaron el travesaño; de esta manera, México suma tres puntos para llegar a cuatro, que lo colocan en el primer lugar de su grupo faltando solo un partido por jugar, el cual será el próximo sábado frente a Rusia, el país anfitrión.

Dos cosa para señalar:

  1. Fiel a su “espantosa” costumbre de la rotación, Osorio realizó 8 cambios con respecto al juego anterior, lo que evidenció la falta de coordinación del equipo, en especial en la defensa, lo que causó un sufrimiento innecesario.
  2. El famoso grito del “eeee….”, no llegó, fue sustituido por aplausos, o por porras hacia México, lo cual hacer ver bien al público mexicano…   …por el momento.