Presidente turco dice que no busca escalada de tensiones tras derribo de caza ruso

ESTAMBUL – El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, declaró que Ankara no desea una escalada de las tensiones después del derribo de un avión de combate ruso cerca de la frontera con Siria y afirmó que había actuado simplemente para defender su propia seguridad y los “derechos de nuestros hermanos” sirios.

Aunque ninguna de las partes ha mostrado interés en una escalada militar, Rusia dejó claro que tomará represalias económicas a través del comercio y el turismo. El primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, dijo  que podrían cancelarse importantes proyectos conjuntos y que empresas turcas podrían perder participación en el mercado ruso.

El derribo del avión  fue uno de los enfrentamientos más graves reconocidos públicamente entre un miembro de la OTAN y Rusia en 50 años y complicó aún más los esfuerzos internacionales por combatir al Estado Islámico en Siria.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que el avión fue atacado cuando estaba un kilómetro dentro de Siria y advirtió de “consecuencias graves” por lo que describió como una puñalada por la espalda por parte de “cómplices de terroristas”.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo francés, François Hollande -que buscan forjar una alianza más amplia contra Estado Islámico tras los ataques de París de este mes-, presionaron a Rusia a centrarse en el grupo yihadista e instaron a Moscú y a Ankara a no permitir una escalada.

En tanto, la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que el derribo del caza complica los esfuerzos para encontrar una solución política en Siria.

En una intervención en un acto de negocios en Estambul, Erdogan dijo que el avión fue atacado cuando se encontraba en el espacio aéreo turco, pero se había estrellado sobre territorio sirio, aunque algunas de sus partes cayeron en su país e hirieron a dos ciudadanos turcos.

“No tenemos intenciones de hacer escalar este incidente. Sólo estamos defendiendo nuestra propia seguridad y los derechos de nuestros hermanos”, sostuvo Erdogan, y añadió que la política de Turquía en Siria no cambiará.